I knew Gina when she was working on her doctorate in Dr. Glick’s lab in Waterloo Ontario, Canada.
Luz Gonzalez de Bashan

Gina Holguin
With Luz and Yoav Bashan. Touring Veracruz, Mexico 2002

Conocí a Gina en mi primer viaje a La Paz, en enero de 1996. En esa ocasión, ella, Yoav y yo hicimos un recorrido maravilloso por Baja, llegando hasta los manglares de Bahía Concepción, a Loreto y al oasis de Mulegé. Como yo no iba preparada para el las frías noches de invierno en Baja, ella me presto una chamarra, azul recuerdo que era. Después de ese viaje, Gina me visitó en Bogotá. Iba en ruta hacia Lima para tramitar su visa al Canadá. Allí estuvimos compartiendo unos muy pocos días. Recuerdo que en una salida a uno de los centros comerciales, exclamo así de pronto “ay que guapos son los hombres acá”… ella era así, de improviso decía lo que estaba pensando, y luego callaba. Durante el tiempo en que la conocí, siempre me intrigó esa facilidad con la cual se desconectaba de la realidad, y entraba en un mundo propio, solo de ella. Durante los años desde que yo me mude a La Paz, y ella volvió de Waterloo, creció nuestra amistad, que no era de compinchería y de cuchicheo. A veces pasaban semanas sin que habláramos de algo más que de las cosas normales del laboratorio, pero siempre sabíamos que contábamos la una con la otra, para escuchar. Tuvimos la oportunidad de viajar juntas a la India. Recuerdo que lo primero que hicimos al llegar a Calicut, fue ir a comprar vestidos tradicionales hindúes. Y así vestidas viajamos descubriendo ese mundo misterioso que es el sur de la India, ella más como abstraída y asombrada, como era con todo. Gina tenia una capacidad de asombro inmensa y un interés por entenderlo todo, lo cual la hacia una científica nata. También estuvimos en las Cataratas de Iguazú, cuando Taylor se reunió con nosotros allá y le propuso matrimonio. Recuerdo la felicidad de Gina al mostrarnos el anillo de compromiso, con una piedra grandísima, que le dio Taylor.

Gina Holguin
With Luz Bashan close to el Tajin. Touring Veracruz, Mexico 2002

En el último año de su enfermedad, y después de su separación de Taylor, por razones que no podría definir, nos distanciamos bastante. Nuestra última charla fue en el Café Gourmet en Soriana, después de haber visto una película que no puedo recordar. Después de esto, su salud comenzó a deteriorarse drásticamente y ya no tuvimos oportunidad de volver a compartir. Cuando se enfermo seriamente y se traslado a Torreón, Yoav y yo estábamos en Tucson, por lo cual toda la información que me llegaba era fragmentada, incompleta. Recuerdo que unos días antes de su muerte, llamé a su mamá desde Arizona, y pude hablar con Gina por última vez. No me reconoció inmediatamente, y se oía muy débil, pero al menos pude despedirme de ella. Su muerte me afecto mucho, sobretodo estando lejos y sin poder asistir a la ceremonia en su memoria, pero aun hoy cuando voy a Balandra, siento que su espíritu esta aun allí, en el sitio que tanto amo.

Luz Gonzalez de Bashan
La Paz, Mexico,
December 2010

Donna Penrose bashan foundation